dijous, 23 de desembre de 2010

La Ufologia se convierte en una nueva fuente de ingresos turísticos


El llamado Triángiulo de Perm, en la falda de los Urales, ha sido el último lugar en el que las autoridades locales han decidido utilizar la proliferación de fenómenos urfológicos para crear una nueva ruta turística destinada a visitantes esperanzados con visionar algún OVNI. El paquete va acompañado de otros fenómenos interesantes para los amantes delo paranormal, así, las autoridades aseguran que ahí también se supera el promedio de psicofonías así como fuertes variaciones de los campos electromagnéticos.

Lugares como Tenerife, Roswell (Nuevo México, EE.UU.), San Clemente (Chile), Villa General Belgrano, el Uritorco y Córdoba (Argentina) tienen en común la fama de atraer los llamados “objetos voladores no identificados”. La aventura ovni, podría ser considerada una nueva tendencia turística para quienes quieren ver en primicia más allá de las estrellas.